HISTORIA

Considerado Patrimonio imnaterial de la humanidad por la UNESCO, el pozole es uno de los platillos representativos de la gastronomía mexicana.

 

Su nombre, de origen náhuatl, significa espuma, pues los granos de maíz con que se prepara (cacahuazintle) se abren como flor al ser hervidos y sueltan espuma.

 

La primera mención registrada fue hecha por Fray Bernardino de Sahagún en su Historia General de las Cosas de la Nueva España. En él, describe las ceremonias en honor al dios Xipe Tótec y cómo al emperador Moctezuma se le servía un plato de pozole, coronado con un muslo de un hombre sacrificado. Sin embargo, Bernal Díaz del Castillo, en Historia verdadera de la Nueva España, menciona que él nunca vio a Moctezuma comer carne humana.

 

Algunas otras versiones cuentan que con lo que se servía era con Xolozcuintle, raza de perro criado para su consumo. Estas son algunas versiones, lo que es cierto es que en 1530, en el proceso de evangelización, se prohibió el sacrificio humano y a partir de entonces el pozole comenzó a comerse con cerdo, pollo o pavo.

 

El pozole está presente en casi todo el país. Según la región de la que hablemos, se le agregan ingredientes locales y específicos. En Guerrero se le agrega tomate verde, pepitas de calabaza tostadas, chicharrón y hasta sardinas; en Colima queso blanco y chile de cascabel; en Chihuahua cilantro picado. La receta más conocida es la de Jalisco, con cerdo, chile ancho, orégano, lechuga, cebolla cruda y rábanos.

 

20140211121740_470x340

 

Contrario a lo que se cree, es sumamente nutritivo y balanceado.

 

Si te animas en la cocina, te dejamos esta receta:

 

RECETA

 

Ingredientes

  • 750 Gramo(s)maíz de cacahuacintle
  • 2 Cucharada(s)cal
  • 500 Gramo(s)cabeza de cerdo
  • 500 Gramo(s)espaldilla o lomo de cerdo
  • 1 Gajo(s)ajo
  • 1 Unidad(s)cebolla
  • 5 Unidad(s)chiles guajillo asados y desvenados
  • 3 Cubo(s)knorr® suiza
  • 1 Unidad(s)lechuga desinfectada y rebanada
  • 1 Taza(s)rábanos rebanados
  • 1 Pizcaorégano
  • 4 Unidad(s)limones
  • 1 Unidad(s)cebolla picada

 

 

Pasos

  • El maíz debe estar previamente preparado. Limpiar y descabezar el maíz, hervir en tres litros y medio de agua con la cal. Una vez que suelte el hervor dejar cocer por 20 minutos, retirar del fuego y dejar reposar toda la noche. Una vez reposado, se limpia
  • El maíz sin pellejo se pone en una olla con 2 litros de agua y se le añade la cabeza de ajo y una cebolla entera y se deja hervir hasta que se reviente el maíz.
  • Por separado, la carne de cerdo se fríe ligeramente y se le agregan 2 litros de agua y se cocina por 45 minutos. Al caldo se le agrega el maíz cocido, la carne se deshebra y se reserva.
  • Desvenar y tostar ligeramente los chiles. Licuar con una taza del caldo de la cocción, colar y agregar el chile al caldo. Retirar la cebolla y la cabeza de ajo, agregar los cubos de Knorr® suiza, una pizca de orégano molido y dejar cocer por 10 minutos má
  • Servir en plato hondo de barro y acompañar con la carne deshebrada, lechuga, rábano, cebolla picada, orégano y limón.
  • Consejo: Hay quienes gustan del caldo del pozole ligeramente espeso. Para logralo, se le pueden agregar bolitas de masa de tortilla durante la cocción del grano de maíz.

 

Receta: recepedia.com