Los chinos practicaban una forma sutil de tortura que permitía pronta recuperación y no dejaba huellas. Cuál?

La risa