Esta pareja de bailarines fue la sensación en un programa de talento británico por la peculiaridad de su actuación.