Estos niños muestran que la temprana edad no es un impedimento para brillar en la pista de baile.