La fortuna parecía no sonreírle a este ciclista, pero al final sale bien librado de ser empujado por un camión.