Un paracaidista fue golpeado accidentalmente en el aire, quedando por algunos segundos a la deriva, hasta que dos de sus compañeros lograron estabilizarlo y desplegar su paracaídas.