Cuatro cráneos que formaron parte de un tzompantli u ofrenda azteca, han sido hallados durante las obras de la Línea 12 del Metro.

 

En este tipo de altares se exhibía a las víctimas decapitadas en sacrificios humanos para honrar a los dioses, indica el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

 

Esto se reveló en el balance realizado por el INAH, con relación a  los hallazgos encontrados durante los cuatro años que duró la construcción de la nueva línea del Metro.

 

Los cráneos presentan una perforación a la altura de la sien, lo que indica que pudieron haber sido atravesados con una vara para colocarlos en el tzompantli y que datan aproximadamente de entre los años 1350 a 1520.