El profesor Robert Kelly, quien se hizo famoso hace algunos días al ser interrumpido por su familia en plena entrevista para la BBC, habló nuevamente para este medio; en esta ocasión, él y su esposa hablaron sobre el divertido momento que le ha dado la vuelta al mundo.

“Entendemos por qué a la gente le pareció tan divertido agarrar a una familia normal desprevenida”, dijo el experto desde su casa en Corea del Sur, acompañado de su esposa, Jung-a Kim, y sus hijos Marion y James. Además reconoció que se trató de una cadena de errores, ya que él olvido poner seguro a la puerta y su esposa se distrajo al intentar grabar la entrevista desde la pantalla de la sala de su casa.

También se han pronunciado sobre la polémica generada en las redes sociales y el debate que se preguntaba si la mujer del vídeo era su esposa o su niñera: “Queríamos que la gente disfrutara, no que discutiera”, ha comentado ella. “No soy niñera, así que espero que dejen de decir eso”.

Cabe mencionar que Inmediatamente después de la entrevista, Kelly le dijo al Wall Street Journal, que él y su esposa estaban preocupados de que jamás le pedirían que volviera a aparecer en la BBC. Incluso envió al canal un correo electrónico para disculparse, pero la cadena sólo respondió y preguntó si podían publicar el clip con los niños en Internet. Inicialmente declinaron, pero finalmente decidieron dar su consentimiento.