Un grupo de fanáticos de la saga Rápido y Furioso se reunió para rendir tributo al recién fallecido Paul Walker.

Sin embargo, algo salió mal cuando un joven causó el incendio de su auto al sobre revolucionar el motor.