Esta campaña publicitaria te sugiere interpretar los bostezos como gritos que lanza tu cuerpo por el sueño.