Para saber si va a llover muchos voltean al cielo y otros a su computadora para consultar el pronóstico del tiempo. Pero hay algunas personas que dicen que pueden oler cuando esto va a suceder. ¿Hay algo de cierto o nos están tomando el pelo?

 

Cuando olemos algo es porque ciertas moléculas han dejado la sustancia y han viajado hasta nuestra nariz (sí, también cuando olemos algo desagradable algunas moléculas de eso han llegado hasta nosotros).

 

Una lluvia inminente se acompaña de una baja en la presión atmosférica. En estas condiciones de menor presión, más moléculas escapan de las flores, de la tierra y de todo lo demás, ocasionando que olamos más. Así que estrictamente no podemos oler la lluvia, pero sí podemos oler cuando va a llover. Simplemente olemos más de todo la que ya olíamos.

 

Además, el cambio de presión también ocasiona vientos y en éstos pueden viajar olores lejanos que alguien puede asociar con la lluvia.

 

Por cierto, el olor a tierra mojada que se disfruta una vez que ha llovido, se debe a una sustancia llamada geosmina, la cual es producida por algunas bacterias. Geosmina significa “aroma de la tierra”.