El Senado de Bélgica aprobo una legislación que contempla legalizar la eutanasia infantil bajo ciertas condiciones.

Bajo lo establecido en dicho documento, la práctica puede aplicarse en menores de edad siempre y cuando cuenten con la aprobación de sus padres y un equipo de expertos médicos.

50 senadores belgas votaron a favor de la legislación, mientras que 17 se opusieron a la medida.

Bélgica se convertiría en el primero en el mundo desarrollado en tener una ley escrita que formalmente permita esta práctica.