En Estados Unidos crean una ropa interior contra violaciones.

 

La marca AR Wear de Nueva York afirma que su prenda tiene el poder de disuadir a los atacantes y evitar las llamadas “violaciones consumadas”.

 

A un mes de su lanzamiento, este producto ha provoca polémica ya que hay quienes afirman que este es un cinturón de castidad moderno y sólo es una herramienta para culpar a las mujeres por ser descuidadas y prácticamente hacerlas ver como responsables en caso de un ataque de este tipo.

 

Por el momento, sólo se ha diseñado ropa interior contra violaciones para mujeres, no se ha tomado en cuenta a los niños, discapacitados y hombres que también son víctimas de agresiones sexuales.