Durante su entrada al estadio, la mascota del equipo de basquetbol de los Nuggets de Denver quedó suspendida y perdió la conciencia sin que el resto de los presentes lo notara.