Si bien el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tiene millones de seguidores en Twitter, sólo regresa el seguimiento a poco más de 600 mil de las cuales al menos seis son estrellas porno.

Así lo revelaron medios internacionales, que explican una posible razón, ya que Obama fue apoyado en más del 70 por ciento por la industria pornográfica durante su campaña de reelección el año pasado.

Aunque al darse a conocer esta lista, el perfil del mandatario estadunidense dejó de seguir al menos dos de las cuentas.