Un grupo de budistas bailaron en Nueva York como homenaje a Adam Yauch, miembro de los Beastie Boys.