Una cámara escondida capta a este can disfrutando del anonimato cuando puede subir a la cama.