En Alemania se permitirá registrar a los recién nacidos sin la necesidad de especificar sexo.

o-PATUCOS-facebook

A partir del 1 de noviembre, los padres no se verán obligados a rellenar una de las dos casillas en los certificados de nacimiento, es decir, podrán dejar las casillas vacías, lo que significa que el sexo quedará como “indefinido”.

Al crecer, el niño o la niña podrá elegir a qué sexo quiere pertenecer, y esto se aplica básicamente a casos de bebés nacidos con genitales de ambos sexos, es decir, hermafroditas.

La medida tiene por objetivo que el gobierno alemán reduzca la presión sobre los padres de los niños nacidos con esas circunstancias, ya que se veían obligados a decidir operaciones quirúrgicas para atribuir un sexo definido al recién nacido.

De esta forma, Alemania se convierte en el primer país de Europa en permitir dicha modalidad.