Así quedaron plasmados los primeros pasos de un osezno que nació en noviembre pasado, junto con otras dos crías aunque sólo él sobrevivió.