Imagina que te sientas a comer y comienzas a elevarte a tal grado que puedes ver encima de los edificios a tu alrededor.

 

Este concepto de restaurante se realiza con el apoyo de una grúa, y permite comer mientras se tiene una vista panorámica.

 

El concepto de comidas elevadas nació en Bélgica en 2006 cuando montó una mesa a casi 50 metros de altura.

 

Francia, Alemania, Holanda, India, Australia, Colombia, Italia, Brasil y Estados Unidos son sólo algunos de los 45 países que han vivido esta experiencia y, en el caso de México, se realiza en el Distrito Federal.