Un equipo de ingenieros japoneses presentaron un dispositivo que utiliza ondas de sonido para mover objetos en un espacio tridimensional.