Durante 2013 fue el “selfie”, los autoretratos realizados con la ayuda de un espejo o la cámara delantera de un smartphone; lo de 2014 son los “belfies”, fotografías en donde los traseros de las celebridades son los protagonistas.

A pesar de que el “selfie” es un movimiento extremadamente popular entre los internautas, existe una variante aún más atrevida que incluye retratar el trasero para compartir las imágenes con el resto del mundo.

Y los responsables de darle popularidad al ahora famoso “belfie” son las celebridades, o más bien sus traseros, quienes comparten con el mundo sus atributos físicos a través de reveladoras imágenes de su retaguardia.

La expresión “belfies” (se pronuncia belfi), no es más que la mezcla de las palabras ‘Bum’ (trasero) y “Selfie”, una palabra que hoy evoca una actitud desinhibida y juguetona entre los usuarios de Instagram e Internet.