¿Te imaginas una casa en donde el techo esté clavado en el piso y todos los muebles estén suspendido apoyados en el suelo, que se encuentra sobre tu cabeza?

casa-reves-moscu

Esa idea es posible observarla en el principal centro de exposiciones en Moscú, Rusia, y es una creación del empresario Alexánder Donskói.

El autor de la iniciativa tardó 45 días en construirla y la cifra es un “récord mundial frente a los 114 días que habían tardado los polacos en hacer lo mismo”.

La casa es de madera, con un techo a dos aguas, tiene dos pisos que cuentan con una habitación para niños, un salón, un comedor, un dormitorio y un cuarto de baño.

Al entrar se tiene sensación de vértigo, por la posición de los muebles y por una ligera inclinación del suelo.