Así se revitaliza el emblemático videojuego de tenis, utilizando autos en lugar de controles.