Para que te imagines el frío que se siente en algunas zonas de Estados Unidos conoce la historia de este preso que había logrado fugarse de una cárcel y decidió entregarse para tener un lugar cálido donde dormir.

El preso escapó de una cárcel en Lexington el domingo, cuando las temperaturas cayeron el lunes, acudió a un motel y pidió al empleado que llamara a la policía.

La vocera policial Sherelle Roberts dijo que Robert Vick, de 42 años, dijo al empleado que no soportaba el frío polar y quería entregarse.

Vick fue examinado por los paramédicos y regresado al Complejo Penitenciario Blackburn.