La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente informó de la aparición de 10 mamíferos marinos muertos en una amplia zona de las playas de Elota, en Sinaloa, se trata de un ballenato, siete delfines nariz de botella y dos lobos marinos.

Ante esta situación, la delegación de la Profepa en Sinaloa levantó el acta correspondiente, con el fin de esclarecer las causas que les ocasionaron la muerte.

Los ejemplares mostraban desprendimiento de piel y leves mutilaciones a consecuencia de especies carroñeras, además de señales de red de nailon.

Los restos de siete delfines nariz de botella, tenías diferentes grados de descomposición desde putrefactos hasta momificados, sin que se pudieran establecer las causas de su muerte.