Las rachas de viento que se han sentido en últimos días en Noruega son tan fuertes que impiden el tránsito de algunos peatones.