Este cocinero en la India es capaz de meter sus manos al aceite hirviendo sin sufrir quemaduras.