Esta señora se convirtió en un Grinch al robarse el árbol de Navidad de una casa de retiro.