Vimos el Gangnam Style, luego el Harlem Shake ahora tenemos el Cup Song.

Este fenómeno nació a partir de una escena de la película Pitch Perfect, en donde la actriz Anna Kendrick golpea rítmicamente un vaso de plástico y aplaude mientras interpreta el fragmento de una canción.

Y estas son las replicas: