El fotógrafo Oli Sansom retrató a 4 mil personas para realizar un vídeo en stop motion que resultó en esto.