Esto pasa cuando un conductor no está dispuesto a aceptar que su auto fue inmovilizado por una araña.