Un juez de Texas ordenó el decomiso del rancho ‘Yearning For Zion’, propiedad de la Iglesia Fundamentalista de los Santos de los Últimos Días, luego de que se recabaran evidencias de numerosas agresiones sexuales a menores de edad.

La oficina del procurador general de Texas presentó una demanda en noviembre de 2012 argumentando que la propiedad había sido adquirida por la iglesia en una operación de lavado de dinero con el fin de abusar sexualmente de niñas menores de edad.

El rancho tiene un valor de mercado de casi 34.5 millones de dólares, de acuerdo con autoridades financieras del condado de Schleicher.

La iglesia fundamentalista constituye una rama disidente de la Iglesia mormona que fue expulsada por continuar ejerciendo la poligamia.