Un cirujano en Inglaterra colocó sus iniciales en el hígado de un paciente a manera de firma para su trabajo, después de realizar una cirugía.

El hecho ocurrió en el Hospital Queen Elizabeth de Birmingham donde el médico utilizó una herramienta anticoagulante para marcar la superficie del hígado.

La marca fue descubierta por otro médico, quien encontró las iniciales grabadas en el órgano del paciente durante una cirugía diferente. Ahora se teme que cientos de pacientes están marcados con el nombre del cirujano.