La Policía de Nigeria cerró un restaurante de un hotel en el estado de Anambra por supuestamente servir platos elaborados con carne humana, además, se encarceló a 11 personas.

Entre los detenidos se encuentra el propietario, seis mujeres y cuatro hombres que trabajaban en el establecimiento, donde se recuperaron al menos dos cabezas humanas, dos fusiles AK-47, otras armas, decenas de municiones y equipos de comunicación.

“Estuve en el hotel a principios de este año y, después de comer, me dijeron que un trozo de carne costaba 2,5 euros, lo que me sorprendió mucho. No sabía que la carne que había comido a un alto precio era humana”, explicó un cliente.

Los casos de canibalismo son cada vez más habituales en Nigeria, aunque todavía no había constancia de que se sirviera en ningún restaurante.