Jamás aceptes una cerveza mal servida. Al menos eso esperan garantizar mediante una ley, en Michigan, Estados Unidos.

A través de la iniciativa “Michigan Pint Bill”, un grupo de legisladores pretende establecer un mínimo legal de 16 onzas del contenido real de cada tarro de cerveza que se venda en ese estado.

Con este proyecto los establecimientos expendedores se verían obligados a cambiar la manera en que sirven la cerveza, pues algunos utilizan vasos u otros recipientes con diferentes medidas.