Ya puedes conocer el sabor de la luna, al menos en parte, gracias a la nueva Celest-Jewel-Ale, una cerveza preparada con piedras lunares.

Puede que sea la cerveza más rara del mundo y es preparada por la compañía Dogfish Head en Delaware, Estados Unidos.

Las piedras son pulverizadas y se incluyen en el líquido como si fuera una especie de té. Según sus fabricantes, las piedras están hechas principalmente de sales y minerales.