Un bombero en Croacia vuela gracias a los fuertes vientos que azotaron una ciudad costera.

En realidad el bombero fue víctima de los fuertes vientos provocados por una tormenta, que levantaron el techo de una construcción y casi se lo llevan con él “a bordo”.