Evelyn Moore, una pequeña de tan solo un año, inquieta como lo son casi todos los niños de su edad, ha aprendido a descubrir el mundo desde su silla de ruedas, fabricada por sus papás.

Eva, como le llaman de cariño, fue diagnosticada con un tumor en la columna, cuando apenas tenía 4 meses, pero debido al avanzado crecimiento del mismo, no pudo ser extraído y la bebé tuvo que ser sometida a tratamiento de quimioterapia, sin embargo, la menor sufrió una parálisis permanente de la cadera para abajo, imposibilitándola para caminar.

Sus padres, al recibir la noticia, tomaron la decisión de brindarle a Evelyn la posibilidad de llevar una vida lo más normal posible, dándole la independencia que necesita.

Buscando en internet, se toparon con un portal llamado “Aprenda a hacer su propia silla de Ruedas” y pusieron manos a la obra para construir con una tabla de picar, un asiento para bebé y unas ruedas, el aditamento que le daría a Evelyn la libertad de moverse y explorar.

El doctor Bev Wilson, su oncólogo, quedó sorprendido al ver a una niña tan pequeña en una silla de ruedas y aplaudió la iniciativa de su familia, afirmó que es una muy buena idea e inspiración para otros padres, cuyos hijos sufren de padecimientos similares.

Los orgullosos papás de Eva comentaron al medio canadiense CBC News que desean que su hija crezca sabiendo que puede hacer lo que quiera y que nada podrá detenerla.

eva-moore1519873eva-moore-31519871