No sólo las modelos recurren al bisturí para mejorar sus oportunidades en un concurso de belleza, ya que Arabia Saudita prohibió las operaciones estéticas a camellos.

 

Esto para evitar trampas de los animales que participan en el certamen de belleza de camellos.

 

La organización del evento encargó a una comisión que investigue a los codiciados camellos para evitar que sus propietarios cometan con ellos “fraudes o engaños”, informó la agencia oficial de noticias saudí SPA

 

El comité está formado por veterinarios que deberán inspeccionar a cada uno de los camellos con el objetivo de descubrir si se les practicó alguna operación estética mediante “métodos médicos o tradicionales” para mejorar su imagen.