Procura no molestar a tus vecinos… No te vaya a pasar como a esta pianista en España, que pudiera ir a la cárcel porque su vecina la denunció por “contaminación acústica”.

La quejosa alude que la concertista practicaba el instrumento “hasta ocho horas y cinco días a la semana”, entre octubre de 2003 y septiembre de 2007.

El sonido dice, le habrían causado secuelas, entre ellas una “lesión psíquica consistente en un trastorno adaptativo con síntomas de ansiedad reactivo al estrés ambiental de tipo auditivo”.

De proceder la queja, la pianista enfrenta una pena de cárcel de poco más de 7 años: seis años por un delito contra el medio ambiente y un año y medio más por lesiones psíquicas.