El famoso artista anónimo del grafiti Banksy pasó problemas para vender sus lienzos pintados con spray en el Central Park de Nueva York.

Aunque su trabajo alcanza las seis cifras en las subastas, Banksy dijo que para trivializar el mercado del arte puso sus obras al alcance de cualquiera por 60 dólares y este fue el resultado.