Los episodios de atracón se asocian a tres o más de los siguientes hechos:

  1. Comer mucho más rápidamente de lo normal; comer hasta sentirse desagradablemente lleno.
  2. Comer grandes cantidades de alimentos cuando no se siente hambre físicamente;
  3. Comer solo, debido a la vergüenza que se siente por la cantidad que se ingiere; después de comer, sentirse a disgusto con uno mismo, deprimido o muy avergonzado.

Escucha más sobre este trastorno en la entrevista con el Dr. Alejandro Caballero, psiquiatra especialista en Trastornos de la Conducta Alimentaria, para el programa de Sofía Sánchez Navarro: