El vinagre, los cítricos o el tomate, por ejemplo, son alimentos que favorecen la acidez de estómago y es mejor evitar consumirlos en exceso.

Quienes padecen de gastritis suelen recurrir a la leche cuando tienen el malestar, puede ser resultar más dañino de lo que se cree, ya que estimula la secreción del ácido gástrico. lo que irrita más el estómago.