Respetar el presupuesto

Seas soltero o no: manten, sigue y respeta un presupuesto. Destina máximo 40% a renta o hipoteca, incluyendo mantenimiento; 15% a servicios (luz, internet, celular, otros); 15% transporte (gasolina, mensualidades del crédito de auto); 15% a diversión (comidas, fiestas, cenas, antro, cine); por lo menos 10% a ahorro y 5% a gastos inesperados, que generalmente suceden y son los que nos sacan de presupuesto. Recuerda que éste es sobre el ingreso neto, es decir, después de impuestos. No es obligatorio gastárselo por completo: el efectivo que sobre, ahórralo.

Dividir los gastos

¡Evita el show-off! Desarrolla la habilidad de conquistar sin la necesidad de presumir o gastar hasta lo que no tienes, con tal de impresionar en tus citas. Clásico, gastarse su quincena en el antro. ¿Te has puesto a pensar cuántas horas tienes que trabajar para ganar lo que te gastas en cuatro? Haz el cálculo y vas a gastar menos la próxima vez que salgas de antro o a alguna comida fancy. La “cruda del váucher” es totalmente controlable sólo si no sales, pero como dudo que te quedes encerrado con tu billetera en mano, mejor sal sin tarjeta. Es mejor traer la cartera con billetes que llena de váuchers.